Carnaval en la Catedral de Köln

En el momento en que me disponía a componer materialmente el libro, fallecí. Pasado del tiempo breve al infiníto, me desprendí de mí mismo, conocí de golpe levedad y fluidez. Me veía desde fuera sordo y ciego, inanimado, insensible, rodeado de la atención de los míos y el dolor silencioso de mi mujer … Aunque la noción de tiempo se desdibuja y anula en el istmo que une los dos mundos, recuerdo no obstante que ordené mentalmente el texto y sus encaballadas planas durante el vagabundeo general de las almas en el período de la Cuarentena                                                                                                                                 Juan Goytisolo